April 2008

You are currently browsing the monthly archive for April 2008.



¿Alguna vez se han preguntado como se decía Mozilla? ¿O lo raro que era pronunciar “weird”? ¿No entiendes el alfabeto fonético? Pues hay gente que ya se ha dado cuenta de que hay un pozo (de desarrollo o de dinero) en este tema y por eso han creado Forvo.

¿Qué es Forvo? Pues un diccionario colaborativo que, en vez de almacenar definiciones de los distintos términos, incluyendo nombres, almacena grabaciones de su pronunciación, en el idioma original y en todos los que salgan.

Personalmente, me parece una idea genial. La interfaz es comodísima, al estilo 2.0, y no hace falta registrarse ni para enviar grabaciones ni para escucharlas, aunque si lo haces puedes recibir notificaciones cuando la gente escucha lo que grabaste. Los términos se agrupan por categorías y por idiomas, de forma que podemos incluso dedicarnos a escuchar las palabras de un determinado idioma que no sepamos como se pronuncian, para aprenderlas. Un campo arriba a la derecha te permite realizar búsquedas en toda la base de datos.

Grabar no puede ser más sencillo. No hace falta instalar ningún programa. Simplemente seleccionas la palabra que quieres pronunciar, o la introduces como nueva tú mismo, y luego la grabas a través de una interfaz en Flash, en la que puedes repetir todas las veces que quieras hasta que creas que te ha quedado bien.

Como nota agradable, cuando te conectas puedes ver una lista de palabras que necesitan pronunciarse en tu idioma principal, de forma que el portal puede llegar a ser muy útil para pedir conseguir ayuda a la hora de aprender la pronunciación de un idioma. Añades las palabras que no sepas como se pronuncian, y esperas a que alguien se anime.

En definitiva, una nueva muestra de lo que la Web 2.0 puede dar de sí.

Tags: , ,


CC by-nc-sa de Amigurumi Kingdom en Flickr

Puede que sea un tópico, un prejuicio, o como lo quieran llamar, pero en los proyectos en los que yo colaboro, como pueden ser Alqua, Mozilla Hispano o Flock, no participa ningna chica, o se esconden tras una montaña de nombres masculinos. En el FOSDEM, en Bruselas, las chicas que fueron eran las novias de los frikis asistieron, con excepción de Anne-Julie.

¿Qué es lo que pasa, que hay algo intrínseco en el código abierto que las espanta? ¿Será que no les molan los ñus ni los pingüinos, con lo molones que son? A lo mejor es que no les gusta tener el culo en la silla y prefieren bailar. Quién sabe.

En relación con esto, Zbigniew Braniecki publicó una encuesta sociológica para averiguar qué es lo que motiva a los voluntarios de proyectos de software de código abierto, si es por conseguir méritos, por aprender, porque les gusta mirar pantallas con la boca abierta o porque ven en ello un buen negocio. Todo ello a través de un extenso y detallado cuestionario digno de admiración por su profesionalidad.

Animo a todos los que colaboren en algún proyecto de este rollo a que hagan el cuestionario. Se entenderán mejor a si mismos, o al menos eso es lo que me ha ocurrido a mí.

Tags: , , , , ,



CC by-nc Curnen en Flickr

Estoy cansado de copiar, de copiar como una máquina lo que los profesores escriben en la pizarra, lo comprenda o me suene a chino, sean dibujos o figuras.

El 2 de julio voy a participar en una mesa redonda en el Curso Internacional de Verano de la Universidad de Extremadura, “Desaprender la Propiedad Intelectual”, como representante del proyecto Alqua, y he pensado en hacer una encuesta:

Si sabes que lo que está escribiendo el profesor en la pizarra lo puedes encontrar en un libro, ¿por qué lo copias todo?

Las respuestas más populares pueden ser porque si no no me acuerdo de lo que se dio en clase o porque en los libros no viene justo lo que yo me tengo que aprender pero, sea como sea, está claro que tener que copiar a toda velocidad no ayuda en absoluto a comprender la lección. ¿Quién no ha descubierto alguna vez que no entiende sus propios apuntes? ¿Alguna vez han tenido un profesor que parecía copiar en la pizarra lo que tenía en un papel para que lo copiasen sus alumnos a su vez? ¿No sería más productivo que nos diese ese papel y nos lo explicase?

Aquí es donde entra en juego el proyecto Alqua, ayudando a difundir el conocimiento para acabar con el antiguo sistema de yo-te-suelto-el-rollo-y-tú-copias, porque como verdaderamente se aprende en una clase es participando con preguntas y respuestas. Porque todos podemos aprender de todos, intentaremos que estas ideas formen parte de la discusión sobre las nuevas metodologías docentes de los nuevos grados.

Tags: